Consejos para el cuidado del pie diabético

Imagen1 Imagen2 Imagen3

¿Sabías que ciertas enfermedades afectan de forma significativas a nuestros pies? Una de las más importantes a tener en cuenta es la diabetes.

La diabetes produce que los niveles de glucosa en sangre de nuestro cuerpo se descompensen, provocando daños graves en los vasos sanguíneos (vasculopatía) y en los nervios (neuropatía diabética) si no se controla adecuadamente.

La vasculopatía provoca la reducción del riego en las piernas provocando mala circulación. Por otro lado, la alteración de los nervios de las piernas o neuropatía nerviosa, puede producir dos efectos.

  1. Uno de hipersensibilidad en forma de calambres que empeora con el descanso nocturno y mejora al reposar los pies en el suelo.
  2. Y el más común e importante, de disminución de la sensibilidad, pudiendo llegar a situaciones de sentir un acorchamiento en el pie y no notar dolor.

Este último efecto es el que más vigilado ha de estar, ya que si se produjesen heridas o quemaduras, al no sentir el dolor, hay más probabilidad de que se ulceren, hasta en algunos casos tener que llegar a la amputación. Es muy importante, acudir a un especialista para curar las ulceras, diagnosticarlas y seguir un tratamiento personalizado.

Por estas razones, es muy importante vigilar y cuidar con esmero la higiene de los pies de las personas diabéticas y sobre todo, prevenir heridas y úlceras.

El  40% de las lesiones en el pie diabético se pueden evitar si se diagnostican y se tratan de una manera precoz,mantienen una higiene adecuada y sobre todo se abstienen de manipulaciones inadecuadas realizadas por personal no cualificado.

El 20% de  los diabéticos que ingresan en el hospital ,son por problemas en los pies y 5 de cada 6 amputaciones no traumáticas fueron en pacientes diabéticos,de ahí la importancia de la prevención y tratamiento precoz del pie diabético.

Nuestro equipo de podología, te recomienda unos consejos para el cuidado del pie diabético:

  1. Se aconseja realizar ejercicio diariamente durante al menos una hora, en forma de paseos por terreno llano y a buen ritmo.
  2. Se deben observar a diario los pies, buscando cualquier pequeña rozadura, herida o enrojecimiento. Es importante controlar estos seis lugares del pie: la punta del dedo gordo, la base de los dedos pequeños, la base de los dedos medios, el talón y la parte exterior del pie y la planta.
  3. Mantener una buena higiene en los pies lavándolos a diario con agua tibia y jabón. Posteriormente secarles minuciosamente para eliminar la humedad de la zona interdigital.
  4. Para el cuidado de las uñas utilizar tijeras de punta roma y lima de cartón y cortar las uñas en forma recta. Si no se pudiese realizar el cuidado de las uñas con la precisión que se requiere, es recomendable acudir a un podólogo.
  5. Se recomienda no utilizar prendas en los pies o piernas que hagan rozaduras o compriman y empeoren la circulación. Lo más aconsejable son calcetines de fibras naturales y de tonos claros para la detección precoz de las heridas.
  6. El calzado debe de ser cómodo y amplio en la zona de los dedos, y debe de estar bien sujeto al pie.
  7. A la hora de estrenar calzado, utilizarle en periodos de una hora los primeros días, para así adaptarlos lentamente y no tener problemas de rozaduras.
  8. No andar nunca descalzo, ni en la playa.
  9. Se recomienda no fumar, ya que el tabaco estrecha las arterias y no favorece un adecuado aporte de oxígeno a sus pies.

Si necesitas ayuda porque padeces pie diabético o quieres mas información sobre cualquier otro tratamiento que necesites, nuestro Equipo de Podología Avanzada esta a tu disposición. Llámanos sin ningún compromiso.

Consejos para el cuidado del pie diabético en la Cinica Isidoro San Justo