Fisioterapia Invasiva

¿Sabes que tienen en común las técnicas de punción seca, las microcorrientes y la Electrolisis Percutánea Intratisular (técnica EPI)? Todas ellas se engloban dentro de la Fisioterapia Invasiva.

¿Qué es la fisioterapia invasiva?_ALI3906-65

La Fisioterapia Invasiva es el conjunto de técnicas en las que se utiliza una aguja sólida para la aplicación a través de la piel de agentes físicos (electricidad, calor…) o para tratar zonas a las que las manos del fisioterapeuta no llegan.

La Fisioterapia Invasiva, evita la cirugía en lesiones frecuentes como tendinopatías y roturas musculares mejorando los resultados del tratamiento y reduciendo los tiempos de recuperación de lesiones.

 

¿Qué beneficios tiene la Fisioterapia Invasiva?

– En manos de fisioterapeutas especializados ofrece resultados rápidos, en pocas sesiones.

– El tiempo de recuperación de las lesiones disminuye, así como el porcentaje de recaídas de los pacientes es bajo.

– Ofrecen una alternativa con resultados muy positivos de recuperación cuando los tratamientos convencionales fracasan.

– Deberían contemplarse como una alternativa antes de la cirugía en casos como las tendinitis.

 

Dentro de la Fisioterapia invasiva, se engloban un sin fin de técnicas. Las siguientes son las que te ofrecemos en nuestra clinica:

Punción Seca

La técnica de Punción Seca (PS) se basa en la utilización de una aguja de acupuntura sobre las zonas afectadas, provocando un estímulo mecánico.

Se utiliza para tratar el Síndrome de Dolor Miofascial, un dolor provocado por la contracción reiterada del músculo. La contracción reiterada del musculo puede ser producida bien por traumatismos y/o malas posturas o hábitos de nuestro día a día, que provocan que nuestros músculos no consigan relajarse.

Esto provoca la aparición de unos nódulos en la estructura del musculo, llamados Puntos Gatillo Miofascial (PGM). En estos puntos se produce una mala circulación de la sangre y entorpece la eliminación de las toxinas que genera el propio musculo, lo que suele provocar un dolor referido a otras partes del cuerpo conectadas con estos puntos.

Electrolisis Percutánea Intratisular (EPI ®)

53036221_1193681877476667_9008508940593397760_nEs una técnica en la que a través de agujas ecoguiadas se aplica una corriente de alta intensidad de forma local sólo al tejido alterado o degenerado, creando una respuesta inflamatoria local que ayuda a la reparación de dicho tejido de forma rápida y lográndose la recuperación de la mayoría de las lesiones en tan sólo 3 o 4 sesiones.

Este tratamiento es recomendado en tendinopatías (Aquiles, rotuliana, supraespinoso), epicondilitis y epitrocleítis, fascitis plantar, roturas musculares, síndrome del túnel carpiano, lesiones ligamentosas, tendinopatías de tendones sinoviales (tenosinovitis de Quervain), y también de Puntos Gatillo Miofascial.

Microcorrientes

El tratamiento mediante microcorrientes, bioestimulación o terapia bioeléctrica, consiste en la introducción de una corriente eléctrica, similar a la corriente generada por el organismo, a través de la piel. Esta corriente es de baja intensidad y carga, tanto que el paciente no percibe el paso de corriente, pero se percibe a nivel celular.

Cuando se produce una lesión en el tejido, las células de la zona se ven alteradas, con el uso de las microcorrientes ayudamos al tratamiento de esa lesión haciendo que las células vuelvan a su estado natural.

Su eficacia contrastada en lesiones de partes blandas (músculos, tendones, ligamentos y cápsula) ha hecho de la fisioterapia invasiva una alternativa a la cirugía en muchos casos.

Si quieres mas información sobre estos u otro tipo de tratamientos, llámanos sin ningún compromiso, nuestro equipo multidisciplinar estudiará tu caso para ofrecerte el tratamiento que mejor se adapte a tí.

 

Fisioterapia Invasiva en la Clínica Isidoro San Justo