Fisioterapia Pre y Postquirúrgica

La fisioterapia previa y posterior a la cirugía pélvica o abdominal, tiene como objetivo optimizar el estado de los músculos y tejidos blandos relacionados con la zona intervenida, reducir el proceso de recuperación y mejorar la función. A esta se le llama fisioterapia postquirúrgica.

CICATRICES PERINEALES

Las cicatrices derivadas de las cirugías pélvicas, de los partos y las cesáreas, en numerosas ocasiones producen complicaciones como fibrosis excesivas, adherencias y dolor, que pueden llevar a una disfunción.
En la mujer tiene una especial incidencia la episiotomía. Lo ideal es evitarla realizando un trabajo previo, desde la semana 20 de gestación, de preparación física al parto, masaje perineal y/o EPI-NO.
En el caso de que se produzca un desgarro en el parto o se practique una episiotomía, es importante que el fisioterapeuta especialista obstetricia haga una valoración y un tratamiento precoz con el fin de evitar disfunciones como incontinencia urinaría, incontiencia de gases o heces, dispareunia o dolor en la relaciones sexuales, etc.

RECUPERACIÓN DE CIRUGÍA GINECOLÓGICA/ONCOLÓGICA

Las cirugías más agresivas y que dejan grandes suturas, conllevan en la mayoría de los casos una movilidad limitada, edemas, dolor y cicatrices con fibrosis y adherencias.
Para todos estos efectos secundarios, la fisioterapia tiene técnicas que aceleran la recuperación como el drenaje linfático manual, ejercicios respiratorios y/o circulatorios, láser, masaje sobre la cicatriz, etc.

RECUPERACIÓN DE CIRUGÍA DIGESTIVA/COLOPROCTOLÓGICA
En algunas cirugías digestivas, la fisioterapia tiene una especial relevancia tanto previa como posteriormente a la intervención, si queremos garantizar la continencia fecal o evitar difunciones ano-rectales.
• Preparación previa a cirugia
• Rehabilitación y readaptación
• Prótesis
• Tratamiento adherencias y cicatrices

tratamiento cicatrices fisioterapia postquirurgica isidoro san justo cantabria madrid