Fisioterapia y Osteopatía pediátrica

Como ayuda a su tratamiento médico pediátrico, la Fisioterapia y la Osteopatía pediátrica presentan un amplio abanico terapéutico-funcional, que pueden plantear enormes avances en el tratamiento o evolución definitiva de múltiples trastornos en esta etapa del desarrollo hasta la consecución de un mayor desarrollo y fortalecimiento de nuestros bebés.

La Osteopatía pediátrica consiste en un enfoque asistencial diferente y complementario, el cual a partir de un sistema diagnóstico y tratamiento específico, hace una valoración objetiva de la estructura corporal del bebé y de los problemas mecánicos, posturales y funcionales que en el mismo pueden aparecer.

Se trata de un método integral de tratamiento basado en la búsqueda de restricciones de movilidad de los diferentes tejidos del bebé como causa de las diferentes alteraciones funcionales e incluso posible patología.

La fisioterapia junto con la osteopatía pediátricas es método de trabajo basado en una correcta y especifica evaluación del bebe y su afectación del desarrollo funcional, con amplia respuesta en los resultados.

Estamos especializados en el ámbito neurológico y desarrollo neuromotor infantil normal así como el área traumatológico y reumatológico fisioterapéuticos para el niño. Ello conlleva también, fisioterapia respiratoria en afectaciones respiratorias de vías altas, bronquiolitis y asma bronquial (epoc), afectaciones infantiles post quirúrgicas, del sistema estomatognatico y deglución.

Todos los tratamientos se llevan a cabo de forma individualizada y específica mediante únicamente terapia manual, y en ninguna de las actuaciones fisioterapéuticas empleadas existe dolor.

.

  • Tratamiento eneuresis nocturna

La enuresis nocturna es el término médico que define a la incontinencia urinaria (hacerse pis) que afecta al niño durante la noche. El niño puede tener dificultades para reconocer cuándo su vejiga está llena, incluso estando despierto, por lo que puede orinarse involuntariamente en cualquier momento del día o de la noche. La enuresis nocturna es cuando el niño moja la cama durante las horas del sueño. Cuando el niño se orina durante el día, se llama enuresis diurna. Se trata de dos condiciones clínicas muy diferentes.

La enuresis nocturna es común en niños pequeños. Se presenta en aproximadamente 1 de cada 10 niños de cinco años y disminuye a 2 de cada 100 adolescentes de 15 años. La mayoría de los niños aprenden a hacerlo en algún momento entre los 3 y los 8 años.

El tratamiento Fisioterapéutico y Osteopático puede ser de gran ayuda en esta fase de maduración del desarrollo normal del niño, favoreciendo el alcance de esos objetivos de control de esfínteres lo antes posible mediante nuestro tratamiento específico.

  • Tratamiento osteopático tortícolis congénita del bebé

La mayoría de los casos de tortícolis neonatal responden muy bien al tratamiento osteopático, que incluye una amplia variedad de movimientos, ejercicios de elongación, masaje y cambios posicionales, así como la osteopatía craneal, facilitando al niño a mirar al lado contralateral.

Tratamiento obstrucción conducto lacrimal

Si el ojo lagrimea continuamente, es posible que el bebé tenga un conducto lagrimal obstruido.

En los recién nacidos puede haber un bloqueo parcial o total del sistema del conducto lagrimal que se hace evidente debido a un derrame continuo de lagrimas desde el ojo. Con frecuencia, esta condición se alivia por sí sola o con masajes en el conducto lagrimal. En los adultos, el sistema del conducto lagrimal se puede obstruir debido a una infección nasal crónica o una conjuntivitis severa o crónica, así como un trauma en la cara o en la órbita.

La fisioterapia infantil y la osteopatía suponen una herramienta a tener muy en cuenta conjunto con la valoración de los Médicos pediatras de cara a encontrar una evolución adecuada en estos casos.

  • Tratamiento plagiocefalia (alteraciones morfológicas del cráneo en el nacimiento)

Deben de ser valoradas por el fisioterapeuta, además de su médico especialista en ortopedia infantil los más pronto posible desde los primeros días de vida. Ello facilitará una mayor y más pronta respuesta a nuestro tratamiento.

  • Tratamiento escoliosis craneal
  • Tratamiento torsión craneal
  • Tratamiento fisioterapéutico y osteopático de la fractura-luxación congénita de clavícula en el periparto.
  • Tratamiento fisioterapéutico y osteopático en disfunciones del aparato digestivo
    • Tratamiento de cólicos del lactante
    • Tratamiento reflujo gastroesofágico en el recién nacido (regurgitación)

El reflujo gastroesofágico es común en bebés y es la causa más frecuente de vómitos durante la infancia, pero puede presentarse a cualquier edad. Puede ser un trastorno transitorio o un problema físico a largo plazo, generalmente denominado enfermedad del reflujo gastroesofágico.

El tratamiento médico específico para el reflujo gastroesofágico será determinado por el médico de su bebé.

El reflujo es una condición frecuente en el recién nacido y corresponde a que la leche, una vez ingerida es devuelta hacia el esófago, la faringe y muchas veces hasta la boca, generando un vómito, a veces escaso y otras masivo. Los pacientes pediátricos, en especial los más pequeños, tienen tiempos de evacuación gástrica relativamente mayores fundamentalmente para líquidos, con favorecimiento del reflujo por incremento en la frecuencia de relajaciones transitorias del esfínter esofágico inferior y de la presión intragástrica.

Es posible que algunos bebés que tienen reflujo gastro-esofágico no vomiten, pero aun así puede que el contenido estomacal se mueva por el esófago y se vierta en el conducto de aire. Esto puede causar asma, neumonía y quizás hasta el síndrome de muerte súbita del lactante.

Es posible también que los bebés que tienen reflujo gastro-esofágico y vomitan frecuentemente no aumenten de peso ni crezcan normalmente.

Puede producirse inflamación (esofagitis) o úlceras (llagas) en el esófago debido al contacto con el ácido estomacal , que pueden ser dolorosas y también sangrar, y producir anemia (escasa cantidad de glóbulos rojos en el torrente sanguíneo).

El estrechamiento esofágico (estenosis) y el esófago de Barrett (células anormales en el epitelio esofágico) son las complicaciones a largo plazo de la inflamación.

El tratamiento fisioterapéutico además puede suponer un alivio funcional importante de toda la sintomatología perteneciente a esta disfunción.

  • Igualmente el tratamiento fisioterapéutico y osteopático resulta de gran eficacia en:
  • Tratamiento colitis
  • Tratamiento de diarreas y estreñimiento
  • Tratamiento vómitos
  • Tratamiento hipertrofia pilórica
  • Dificultades en la deglución
    • Dificultades al mamar
    • Dificultades al succionar
  • Trastornos músculo-oculares (Tratamiento fisioterapéutico y osteopático del estrabismo)
  • Tratamiento escoliosis
  • Tratamiento luxación congénita de cadera
  • Tratamiento deformación craneal por mal posición en el útero
  • Tratamiento osteopático de la rinitis
  • Tratamiento osteopático sinusitis
  • Tratamiento osteopático apnea del sueño infantil
  • Tratamiento osteopático de la otitis de repetición
  • Tratamiento osteopático del bruxismo
  • Tratamiento fisioterapéutico y osteopático muestra importantes mejoras como tratamiento complementario de los siguientes síntomas:
    • Tratamiento bebé irritable
    • Tratamiento llanto constante
    • Tratamiento osteopático en el bebé inquieto
    • Trastornos de sueño
    • Tratamiento apatía
    • Picor del cuero cabelludo
    • Tratamiento costra láctea
    • Tratamiento dermatitis
    • Trastornos en mucosas
    • Incomodidad cuando le tocan la cabeza
  • Tratamiento Osteopático del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

La osteopatía es una terapia complementaria ideal para niños, ya que éstos suelen responder de forma rápida y eficaz al tratamiento. Sólo con las manos, el osteópata trabaja sobre el cuerpo del pequeño, disolviendo las tensiones que va encontrando.

Este tratamiento no es doloroso para el niño e igualmente consigue estimular las fuerzas de curación espontáneas de su cuerpo. A través de suaves manipulaciones en el cráneo, reducimos las tensiones intracraneales que se producen, ayudando al niño a relajarse, evitando la irascibilidad. Poco a poco, logramos que sea consciente de su problema y le enseñamos a saber afrontarlo.

La hiperactividad en niños y su tratamiento con osteopatía es totalmente compatible con cualquier otro tipo de terapia que se realice de forma paralela. La combinación de ambas permitirá un mayor equilibrio neurovegetativo y emocional en el día a día del niño.

 

_ALI2040-8